Recetas tradicionales: almejas a la marinera.

Hoy tengo una receta para todos aquellos a los que le guste el marisco. En concreto, las almejas. Mi familia hace unas almejas a la marinera (en gallego ameixas a mariñeira) para chuparse los dedos.

Las almejas son un molusco bivalvo de alto interés comercial, sobre todo si son frescas y de la ría gallega. Existen infinidad de tipos de almeja. Muchas son recogidas por las mariscadoras, llamado marisqueo a pie, que persigue la obtención de moluscos presentes en la playa;  y otras son recogidas por mariscadores,  llamado marisqueo a flote, en el cual se lanza al mar un rastro que mide unos 9 metros, y poco a poco va arrastrando el fondo de mar. Cuando lo sube a bordo escoge el molusco. Imaginaos el esfuerzo que conlleva este trabajo, por eso también su precio es a veces prohibitivo.

Mariscadores a flote

De todas formas, el éxito de la receta depende del tipo de almeja que se utilice y del vino con el que la preparemos. En mi casa se utilizan almejas finas o babosas y se riegan con un buen albariño.

Otro consejo. Si queréis saber si la almeja es fresca, comprobar que todas mantienen las valvas fuertemente cerradas. Esto quiere decir que están conservando el agua que tienen dentro, es un mecanismo de defensa. Si las valvas están abiertas, con tocarles un poco, se cierran. Por consiguiente, si no se cierran, debéis descartar el molusco.

Los ingredientes para esta receta son: 2kg de almejas, 1 cebolla, aceite, perejil, pimentón dulce, harina, vino blanco y sal.

Para preparar esta receta debemos hacer lo siguiente:

  1. Para empezar, debemos poner las almejas en un recipiente con agua salada a desbabar, es decir, a que suelten la arena que tienen dentro. Hacer esto, como mínimo,  unas 5 horas antes de cocinarlas.
  2. En una olla ponemos un chorrito de aceite y la cebolla muy picada. Cuando este rehogada incorporamos las almejas. Hay que dejar que estas se abran y añadimos el perejil.
  3. En un recipiente mezclamos agua, vino, harina y pimentón. Lo batimos todo, que no queden grumos de la harina ni del pimentón. Cuando esté listo, regamos las almejas.

En 30 minutos deben estar listas. Las podéis servir en una cazuela de barro o en una fuente. Si la salsa sale demasiado líquida, en un recipiente mezclamos harina y agua, la deshacemos bien para que no queden grumos y la añadimos a la olla.

Ameixas a mariñeira

Tened preparada la barra de pan que más os guste, el sabor de la salsa es espectacular. En general, suele sobrar salsa y os aconsejo que la congeléis y se la añadáis al arroz o a guisos de pescado.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Bueu
    Feb 03, 2012 @ 18:19:55

    Coño, Lichis. A ver cuando te portas y nos deleitas con un plato eh. :D

    Responder

  2. Ly
    Jun 08, 2015 @ 16:39:41

    quisiera saber si las almejas tienen que cocinarse durante todo el tpo q se cocina la salsa, no se pasarìan demasiado?, por lo general las almejas tengo entendido q no deben cocinarse mucho. Te agradezco respuesta. Apertas!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  
A %d blogueros les gusta esto: